CONTADORES PÚBLICOS Y ACCESO A LA VIVIENDA AFECTADOS CON RECIENTES NORMAS TRIBUTARIAS
Autor: SERGIO ALEJANDRO RUEDA M. .
Publicado en : PÁGINA WEB
Fecha: miércoles 17 de julio del 2019

CONTADORES PÚBLICOS Y ACCESO A LA VIVIENDA AFECTADOS CON RECIENTES NORMAS TRIBUTARIAS


Causa incertidumbre a los Colombianos que aspiran a comprar vivienda a partir del segundo semestre del año 2019 y a los abogados y contadores públicos como asesores tributarios, por la expedición de medidas fiscales aprobadas por el Congreso Nacional a través de la Ley 1943 del 28 de diciembre de 2018 y del Decreto Reglamentario 961 del 5 de junio de 2019 expedido por el Presidente y su Ministro de Hacienda en relación con el artículo 512-22 del Estatuto Tributario y la reciente decisión de la Dian.

En primer término, la asunción del “impuesto al consumo” a manera de “retención” establecido para la compra o enajenación de inmuebles urbanos o suburbanos previo el pago ante el notario que protocoliza la venta, constituye un exceso en el designio fiscalista de la administración pública, toda vez que impone una talanquera económica a las miles de familias de clase media alta sin techo, que mengua su posibilidad de adquirir el bien más esencial para una vida digna, que jamás podría calificarse de suntuario o consumible (como si lo es un vehículo de alta gama) pues tiene la connotación de inversión en activo fijo, entra a formar parte del patrimonio y su duración física es superior a 25 años.

Ahora bien al encarecerse por este impuesto el valor de las casas o apartamentos de $918.436.000 en adelante, se contradice el concepto de riqueza de la Ley 1739 de 2014 que era de mil millones, aumentado ahora en cinco mil millones por la ley de financiamiento del año 2018 aplicable hasta el 2021.

Es decir se considera que una persona natural o jurídica, es verdaderamente rica si posee activos menos pasivos iguales o superiores a esta última cifra. Por lo tanto resulta cierto el conocido refrán colombiano según el cual “tener vivienda no es riqueza, pero no tenerla si es pobreza”, usual en nuestros antepasados para incentivar los esfuerzos familiares en miras de comprar vivienda, menguados ahora con el nuevo impuesto que encarece el precio final del inmueble adquirido.

En segundo lugar, para los Contadores Públicos y Abogados especialistas en Tributaria, un par de establecimientos de comercio de cobertura nacional, ahora ofrecen la asesoría en la declaración de renta a precios en masa, lo cual traduce una competencia que afecta estas profesiones; que además verán disminuida su actividad con la de la Dian, que anunció el envío a los contribuyentes del formulario de renta debidamente diligenciado, para que el declarante firme y presente a la entidad bancaria recaudadora la declaración correspondiente, sin necesidad de la asistencia profesional. Como expresan los franceses, para los asesores tributarios “ la fin es venue”, les llegó el final.
.......................(Clic para ver el artículo Original)

Fuente: Ley 1943 de 2018 y Decreto 961 de 2019