GUERRA DE ARANCELES FIN DE LOS TRATADOS COMERCIALES
NO TIENE IMAGEN ADJUNTA
Autor: SERGIO ALEJANDRO RUEDA M. .
Publicado en : PÁGINA WEB
Fecha: viernes 13 de julio del 2018

GUERRA DE ARANCELES FIN DE LOS TRATADOS COMERCIALES

Quien lo creyera, uno de los mayores impulsores de los negocios y el emprendimiento de diverso orden en los EEUU, con reality empresarial de televisión incluido, el hoy Presidente de la otrora más poderosa economía del mundo, que se distinguió por imponer el libre comercio y la apertura de fronteras para su producción industrial, trastocó el modelo económico edificado en los años 90 y ahora riposta con medidas proteccionistas que son aplicación de la vieja escuela de salvaguardas en favor de la producción interna de cada país.

Precisamente uno de los análisis realizado hace varios años por este columnista y que pueden consultar los lectores de la página Web (EL TLC NO LE CONVIENE A COLOMBIA NI A EE. UU.), publicado en RCN y en BERSOA .COM, del 29 de abril de 2008, habíamos considerado que los tratados comerciales ya no representaban ganancia aparente o tangible y cierta para los países firmantes, toda vez que el aparato productivo agrícola y pecuario y de las materias primas de Colombia no estaba preparado para cumplir con las exigencias de los países industrializados. De otra parte, en Norteamérica, los sindicatos y la industria no veían con buenos ojos los acuerdos de libre comercio que permitían ingreso de productos con bajos precios debido a una mano de obra poco calificada y con remuneraciones ínfimas respecto a la de la clase trabajadora de USA, que se vería afectada tal como sucedió en los años posteriores.

El Presidente Trump recientemente anunció que impondría aranceles a las importaciones de acero y a otras materias primas y en esta semana amplió el gravamen a la importación de automotores que unido a la impopular decisión de prohibir el ingreso de familias migrantes al suelo estadounidense y el apoyo al bréxit de Inglaterra generan en el mundo entero manifestaciones de rechazo que recuerdan la época de “gringos go home” de los años 60 y 70 del pasado milenio.

Por consiguiente los TLC, han entrado en barrena en el mundo entero y van a generar el alza mundial del valor de los vehículos, del hierro y el acero a unas tasas entre el 15 y el 20%, que arrastrará el valor final de la construcción y por ende, postrará la venta de unidades nuevas de vivienda, locales y oficinas comerciales. Colombia como los demás países suscriptores de tratados comerciales con norte américa y con otras economías se verán afectados con el estilo gubernamental omnímodo del señor Donald Trump.
.......................(Clic para ver el artículo Original)

Fuente: The Economist y otros diarios y revistas internacionales