LENTA JUSTICIA DE OTRO PAÍS NECESITÓ 45 AÑÓS PARA SENTENCIAR
Autor: SERGIO ALEJANDRO RUEDA M. .
Publicado en : PÁGINA WEB
Fecha: sábado 07 de julio del 2018

LENTA JUSTICIA DE OTRO PAÍS NECESITÓ 45 AÑÓS PARA SENTENCIAR

Mucho se critica a la administración de justicia en Colombia, por la falta de oportunas decisiones en los asuntos administrativos, civiles, penales y laborales que se le encomiendan a la judicatura; cuyos resultados definitivos en términos de sentencias, a veces tardan 4, 5 o más años, debido a lo complejo de los procedimientos, al exceso de carga laboral, a la insuficiencia de los despachos judiciales frente a la creciente demanda de justicia de una ciudadanía que cada vez confía menos en ella.


Pero el caso Colombiano no es único, ni el más icónico de lentitud en la definición de los asuntos a cargo; por el contrario, hay que reconocer el denuedo y sacrificio de la mayoría de los servidores judiciales del país para lograr la terminación de los procesos en sus respectivos despachos. En efecto si comparamos en el ámbito latinoamericano que los procesados, demandantes o interesados en las resultas de un proceso, envejecen o dejen de existir esperando el pronunciamiento de la sentencia, la decisión proferida hace un par de días por el Magistrado Chileno Dr. Miguel Vásquez Plaza, da fe de ello.


Este caso sí que es emblemático, toda vez que la justicia Chilena tardó 45 años para definir que la tortura y asesinato del inerme cantante VICTOR LIDIO JARA MARTINEZ, ocurrida el 16 de septiembre de 1973, en el Estadio de fútbol de Santiago de Chile, que hoy lleva su nombre; fue producto del accionar y la coparticipación de un oficial y nueve miembros de la fuerza pública, que ahora deberán purgar al menos 15 años de cárcel, cuando rayan los setenta de vida, si es que aún gozan de la existencia o aún peor, si pasados tantos años, puedan o no ser localizados para que purguen la sanción, cuatro décadas y media después de aquél suceso.


Víctor Jara había nacido en San Ignacio Chile, el 28 de septiembre de 1932 y al momento de su terrible muerte, era profesor universitario y cantautor, definido por las letras y las artes de ese país austral como “El poeta y la voz del pueblo”. Una de sus grandes y recordadas canciones dedicadas a los estratos medios de cualquier país, dice: “Ud. no es nada. Ni Chicha, ni Limonada”, que puede escucharse haciendo clic en la Emisión Sonora
de ésta página web.

Fuente: Radio Mitre y CNN Internacional.

.......................(Clic para ver el artículo Original)

Fuente: Radio Mitre y C.N.N.