ELEGIR ES MEJOR QUE VOTAR EN BLANCO
Autor: SERGIO ALEJANDRO RUEDA M. .
Publicado en : PÁGINA WEB
Fecha: viernes 15 de junio del 2018


ES MEJOR ELEGIR QUE VOTAR EN BLANCO

El Acto Legislativo 1 del año 2009, modificó el Art. 258 de la Constitución al establecer que la votación mayoritaria en blanco respecto del total de votos válidos en la elección de gobernador, alcalde o miembros de las corporaciones públicas y en la primera vuelta de la elección presidencial, da lugar a que se repita por una vez la respectiva elección con aspirantes distintos a los que participaron en ellas. Por lo tanto no es aplicable para la jornada democrática de elección presidencial en segunda vuelta y resulta erróneo aducir que votar en blanco es una expresión ciudadana de inconformidad o de disenso útil para la democracia.

De ninguna manera, si no tiene efectos políticos es absolutamente inane, la soberanía que reside en el pueblo sufre mengua y representa una burla al derecho a elegir y ser elegido. Tal interpretación me la han hecho conocer entendidos en la materia, por lo que he cambiado de parecer al respecto; pues la manifestación ciudadana en blanco contra de las dos opciones queda simplemente para enmarcar, a manera de constancia histórica pero sin fuerza, capacidad o eficacia jurídica alguna, para motivar cambios en el escenario político de la Nación y equivale al abstencionismo que nada aporta para guiar por mejores caminos a la maltrecha democracia Colombiana.

En consecuencia el ejercicio del verdadero poder soberano de los ciudadanos es el de elegir libre, real y materialmente al primer mandatario y a quienes representarán a los electores en el Congreso, las Asambleas y los Concejos; solamente así, se derrota sin miramiento a los partidos, a las personas y colectividades que desde sus encargos defraudan la moral y las buenas costumbres del país; o que incurren en prácticas corruptas, abuso de la función pública, desviación y malgasto de bienes, contratación y nombramientos irregulares, defraudación de los presupuestos y demás hechos cometidos en contra de la población, que consternada ante estas conductas, solo puede defenderse con el voto popular. Ese deber y ese derecho se cumple a cabalidad mediante el honrado, trasparente y efectivo control de la sociedad a través de una copiosa participación en las urnas de la democracia.

Hay que escoger libre y con convicción propia, entre las dos opciones que resultaron finalistas para una segunda vuelta, la que represente un verdadero cambio en el estilo y en la forma de gobernar; que respete y maneje con honestidad los enormes recursos que nos toca aportar en impuestos directos e indirectos, tasas, contribuciones, multas etc. No Votar o hacerlo en blanco es permitir que sigan campeando en el país las mismas tesis que durante 60 años, han administrado en favor de unos pocos, los bienes y rentas que deberían beneficiar a todos los Colombianos sin distingo.
.......................(Clic para ver el artículo Original)

Fuente: EL AUTOR