A QUÉ RAZA PERTENECEMOS?
Autor: SERGIO ALEJANDRO RUEDA MORENO .
Publicado en : PÁGINA WEB
Fecha: lunes 18 de octubre del 2021


Resoluciones 2551/88 de TV y 5941/85 de Radio Min. Comunicaciones
Abogado y Contador Público Especialista

A QUÉ RAZA PERTENECEMOS?

Sin duda la amalgama etnológica producto de la ocupación de los territorios de lo que es actualmente Colombia, se debe al entrelazamiento de las distintas familias genéticas y lingüísticamente originarias de la América con la sangre Española de los conquistadores que en general eran personas aventureras, ávidos de riqueza, poder y gloria que no dudaron en generar el exterminio de la población natural y en someter a sus mujeres, dando lugar a una nueva raza a quienes se les denominó como criollos.

En ese crisol intercultural también contribuyeron los africanos traídos para los trabajos de mayor dureza y posteriormente europeos de países como Portugal y Alemania que se establecieron en algunas regiones del país en tiempos finales de la campaña libertadora.


Entre criollos blancos, blancos extranjeros que a la independencia de la corona española, decidieron adoptar la nueva nacionalidad, indígenas o naturales, mulatos y zambos se erigió la naciente República de Colombia y por lo mismo de allí surgieron las distintas clases sociales que hoy se conocen en el país.

Los iniciales habitantes de estas tierras no sólo perdieron su influjo, también sus lenguas nativas y costumbres, pues con la llegada de los Europeos nuevos productos agrícolas y pecuarios, formas de vestir, preparación de alimentos y bebidas, visión cosmogónica y creencias religiosas, que dieron al traste con el sistema organizado de economía solidaria, de producción y propiedad comunitaria de la tierra; para dar paso a la explotación particular o individual de la riqueza a cargo de un señor poderoso que contribuía con parte de la producción a un ente denominando Estado, señor que a la vez, exigía de los súbditos extenuantes jornadas de trabajo para poder subsistir con pingues ganancias y sin posibilidad de crear riqueza suficiente como para alcanzar mayor reivindicación patrimonial o social.


Lo que es peor quinientos años después, esa amalgama genética en los distintos estratos sociales de hoy, dio lugar a diversas formas de ambición, de viveza, codicia, concentración de riqueza y afán de poder sin límites, que rayan con la criminalidad y que generaran lamentables tensiones sociales, morales y éticas en la sociedad entera, en las familias y en las comunidades nacionales, afectando de manera grave la convivencia, la paz y el orden como elementos trascendentales para un buen devenir de la ciudadanía entera.

Los pueblos latinoamericanos frente a la Unión Europea, los países del Norte de América y de otras regiones del mundo, pertenecemos a una raza muy diversa que ha perdido el horizonte de lo que es verdaderamente importante, la convivencia pacífica de los seres humanos, el respeto a la naturaleza y al medio ambiente, el derecho de gentes, la solidaridad, las posibilidades de progreso y de mejoramiento de la calidad de vida para todos los habitantes de un país que se precia de ser democrático y de una gran religiosidad.

.......................(Clic para ver el artículo Original)

Fuente: Diarios, publicaciones web y Opiniones ciudadanas