PUENTE NACIONAL Y LA VOZ DEL RIO SUAREZ 50 AÑOS ATRAS
Autor: Dr. Sergio Alejandro Rueda .
Publicado en : radiodifusion.com
Fecha: sábado 25 de septiembre del 2021

En septiembre de 1971, con el inicio del periodo judicial para la Rama que entonces era cada 2 años en los Juzgados y 4 años en los Tribunales del país, tuve la fortuna de ser incorporado al servicio público en el Juzgado Promiscuo Municipal de Puente Nacional, histórica población erigida como cabecera de circuito con ocasión de las reformas dispuestas en la ley 16 de 1969.

En junio de ese mismo año había culminado mis estudios de Bachillerato Comercial y de Radiodifusión y laboraba como Locutor de la Voz de Colombia de Bogotá cuando en un telegrama, como entonces se llamaba a los mensajes impresos vía Telecom, del Tribunal de San Gil me informan que había sido nombrado en uno de los empleos de ese Juzgado que dirigía el Abogado HÉCTOR PINZÓN OCHOA egresado de la Libre y allí comenzó mi historia laboral y las más emotivas amistades que hasta hoy acompañan mi recorrido de 50 años.


Pintoresca localidad con una Parroquia en proceso de construcción entonces sin torres o campanarios; un bello parque rodeado de enormes casas de dos plantas con un claro origen colonial y el delicioso aroma de naranjos y guayabos que pululaban alrededor del casco urbano, o plantados en sus solares internos emanaban ese particular ambiente. El Palacio Municipal albergaba la Alcaldía, el Concejo y los Juzgados Civil y Penal del Circuito y en el segundo piso de sus instalaciones adyacentes, funcionaban la Personería y el Juzgado Municipal, mientras que el primer piso albergaba la Cárcel del Circuito bajo la dirección del Señor TORRES que tenía como interno a un emblemático personaje que oficiaba como estafeta, JOSE MARÍA GUAQUETA CHALA, quien elaboraba memoriales a los demás presos y confeccionaba la declaración de renta de gran parte de los empleados públicos entre ellas las del autor de este relato.

El día de Nuestra Señora de las Mercedes, el 24 de septiembre de 1971 la celebración fue pomposa en la Cárcel del Circuito, con presencia de la Emisora LA VOZ DEL RÍO SUÁREZ de Barbosa Santander, la cual transmitió los distintos actos en favor de los reclusos, lo que me dio la oportunidad de conocer y entablar contacto con EUTIMIO FONSECA Gerente de la Radio, JOSÉ IGNACIO FONSECA, NESTOR MIGUEL CÁRDENAS, Locutores y ORLANDO MESA, técnico de sonido y dada mi vocación de Radiodifusor a la semana siguiente, los días sábados en la tarde, domingos y festivos fui vinculado como locutor de esa emblemática emisora de la Provincia de Vélez, especialmente en las transmisiones de las ferias y fiestas de la mayor parte de poblaciones de la región.


En abril de 1973 me desvinculé de la Emisora de Barbosa por el traslado del Dr. Pinzón Ochoa a Oiba, quien tuvo a bien nombrarme como Secretario del Juzgado. En septiembre de ese mismo año ascendido al Juzgado 5o de Instrucción Criminal de Vélez, inicie nuevamente, actividades como Radiodifusor en la Voz del Carare hasta 1975.

Grandes amistades quedaron y grato recuerdo de Puente Nacional desde entonces: JORGE GONZÁLEZ, Escribiente de la Alcaldía Municipal, ARSENIO SANTAMARÍA, quien culminaba estudios de Bachillerato en el Instituto Técnico, GRABRIEL y NESTOR MURILLO, los farmaceutas del pueblo, RITO CARO, de la Caja Agraria y las inolvidable ZORAYDA CASTELLANOS y CONSUELO PINZÓN aventajadas alumnas de la Normal Superior donde muchas veces oficié como Maestro de Ceremonias y transmisiones de sus eventos por la Voz del Río Suárez. De allí proviene la entrañable amistad con mi compañero de estudios de la Universidad Santo Tomás JUVENAL SANTAMARÍA ZAFRA, hermano de uno de mis primeros amigos del pasado.

Han transcurrido 50 años y a decir verdad, el crecimiento urbano y comercial de esa histórica villa que fue uno de los escenarios de la “Rebelión de los Comuneros de 1781”, ha sido notable. No tanto la de la Voz del Río Suárez de Barbosa, que atraviesa por circunstancias técnicas y económicas lamentables y que trata de sobrevivir en medio de las nuevas tecnologías de la comunicación. Quizá la Administración Municipal, la ciudadanía y los gremios económicos que aman a ese terruño, apoyen la Emisora de onda media, para que esta insignia radial del pasado pueda seguir radiando su señal a la Puerta e Oro de Santander y a la Provincia Veleña.
.......................(Clic para ver el artículo Original)

Fuente: El Autor