CLARETIANOS, FRANCISCANOS Y DOMINICOS CURAS HUMANISTAS
Autor: SERGIO ALEJANDRO RUEDA MORENO .
Publicado en : PÁGINA WEB
Fecha: martes 22 de junio del 2021

Autor: SERGIO ALEJANDRO RUEDA MORENO
ABOGADO Y CONTADOR PÚBLICO ESPECIALISTA
PÁGINA WEB Ruedadifusión.com. Bucaramanga Colombia, 21 de junio de 2021.

CLARETIANOS, FRANCISCANOS Y DOMINICOS SACERDOTES HUMANISTAS

Debo expresar mi CABAL reconocimiento a estas comunidades católicas en las cuales adelanté estudios de primaria, parte del bachillerato y la Universidad donde fui formado y finalmente egresado como profesional con sentido HUMANISTA, de pensamiento analítico, actitud solidaria y crítica ante la realidad histórica que vive el país y el mundo.

Jamás, lo confieso sin reatos, recibí un adoctrinamiento o enseñanza política que torciera el claro sentido de la democracia como forma de administración del Estado, bajo la óptica de una moral cristiana enfocada en el bien común y el respeto por el ser humano; forma de dirección en la cual podemos convivir unos y otros con total armonía y racional equilibrio.

Los actuales tiempos de pobreza, convulsión y de parálisis económica obligada, derivadas de 14 meses de pandemia y de más de 40 días de marchas, en principio respetables y cívicas, pero lamentablemente opacadas por actos de destrucción y violencia ocurridos entre protestantes y la fuerza pública son absolutamente reprobables y merecen la sanción prevista en la ley penal; pues convirtieron el clamoroso y justo reclamo ciudadano, en escenario de guerra con decenas de heridos y fallecidos de lado y lado, colofón que hubiera podido evitarse con una oportuna concertación entre el Estado y los representantes de los manifestantes.

La Iglesia con sobrada razón cristiana clama por el dialogo con acuerdos, el respeto mutuo, la cesación de los odios y la exclusión social y el final del horror partidista de las extremas políticas en conflicto; para evitar la confrontación generalizada que ya se ve venir en Colombia, pues el hecho de hallarse en la pobreza monetaria no debe ser un estigma que legalice el sacrificio humano.

Ante la falta de humanismo La Biblia por lo demás ordena:

«Si hay algún pobre entre tus compatriotas en alguna de las ciudades del país que el Señor tu Dios te da, no seas inhumano ni le niegues tu ayuda a tu compatriota necesitado. Deuteronomio 15.7”.

Atender este precepto, no hace comunista a quien lo cumple. Y a los violentos la Biblia les recuerda:

“Nínive era conocida como “la ciudad de derramamiento de sangre”, y Dios la castigó para que sirviera de ejemplo (Nahúm 1:1; 3:1, 6). Como demuestran las ruinas de Nínive, Jehová odia a los que derraman sangre y los castiga” (Salmo 5:6).
.......................(Clic para ver el artículo Original)

Fuente: El Autor, diarios y páginas web y opiniones ciudadanas.