EL TLC NO LE CONVIENE A COLOMBIA NI A EE.UU.
NO TIENE IMAGEN ADJUNTA
Autor: Dr. Sergio Alejandro Rueda Moreno..
Publicado en : Sitio Web Bersoa
Fecha: martes 29 de abril del 2008

Es, o no es malo el Tratado de Libre Comercio (TLC) que Estado Unidos espera firmar con Colombia? Dicen que es un capricho de conveniencia, aun cuando no sea bueno para ninguno de los dos países. Es un capricho del gobierno de Estados Unidos para mantener uno de los últimos países aliados del América del Sur.

En América Latina ha surgido una corriente filosófica geopolítica que preocupa al gobierno de Estados Unidos y ésa es la razón para que el mandatario estadounidense presione un TLC con Colombia.

La nueva proyección de mandatarios latinoamericanos, de fortalecer relaciones económicas y políticas con Europa y países asiáticos, atemoriza al gobierno norteamericano.

El proyecto de Tratado de Libre Comercio entre Colombia y los Estados Unidos ha mantenido en una permanente expectativa a los dos gobiernos, a los industriales y a la clase obrera. Los gobiernos y los industriales tratan de hacerle creer a la opinión nacional e internacional que ese proyecto es la panacea para tantos problemas que padece especialmente Colombia.

Entre tanto, la clase obrera de los dos países se opone al tratado, señalándole una serie de inconvenientes de distinto género. A esta oposición se suma parte del Congreso norteamericano, que ha empantanado la iniciativa porque no la ve favorable.

Opinión de la academia

Conocidas las posiciones de los gobiernos, de la clase obrera y de la mayoría del Congreso de los Estados Unidos, quisimos buscar opiniones desde la academia y para conocerlas hemos consultado al docente universitario en ciencias económicas y políticas Sergio Alejandro Rueda, quien hizo las siguientes precisiones:

“Con el TLC, Colombia lo único que seguirá siendo es un país ... importador y consumidor de productos industrializados de los países desarrollados con alta tecnología, porque para este país lograr niveles de exportación debe primero prepararse en varios campos, para no fracasar o prevenir que las cargas de la equivocación sean sumadas a los productores”, dijo.

“Si bien Colombia es un país agrícola y con altas condiciones geográficas y climáticas, su producción está muy lejos de alcanzar los estándares internacionales de calidad, porque ni el Estado ni el sector privado se han puesto en la tarea de cambiar los hábitos de producción, de tal manera que su gran potencial agrícola no tendría respaldo en los países que esperan recibir alimentos con el sello verde que garantizan una adecuada nutrición entre los consumidores”, agregó.



.......................(Clic para ver el artículo Original)

Fuente: Bersoa Comunicaciones